El tiempo – Tutiempo.net

Cultivos de cobertura, una alternativa sustentable post maní

|

|


La adopción de cultivos de servicios a la salida del maní es una práctica que va creciendo año a año. Ensayos realizados por la Agencia de Extensión Rural del INTA Huinca Renancó demuestran que los cultivos de cobertura reducen hasta un 50% la erosión eólica frente a una situación sin cobertura.


Los ingenieros agrónomos Juan Cruz Colazo y Marcela Genero del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, evaluaron en el período 2015-2017 el control de la erosión eólica en diferentes ambientes del sudoeste de la provincia de Córdoba y con diferentes variantes tecnológicas para la implantación de cultivos de cobertura.
 
En el Sudoeste de Córdoba los sistemas ganaderos o mixtos han sido reemplazados por sistemas de agricultura continua, basados principalmente en cultivos estivales. Entre éstos, el maní tiene una importante participación. Esta simplificación en los sistemas ha incrementado el riesgo de erosión, debido a los cambios en la dinámica de la cobertura vegetal y la mayor remoción del suelo. 
 
Es por ello que el objetivo del siguiente trabajo fue evaluar el control de la erosión eólica en diferentes ambientes del Sudoeste de Córdoba y con diferentes variantes tecnológicas para la implantación de cultivos de cobertura. A lo largo de tres años (2015-2017) se evaluó la implantación y producción de biomasa de diferentes alternativas de cultivos de cobertura: implantación al voleo previo al arrancado, implantación aérea previo a la cosecha, y siembra en línea luego de la misma. 
 
Para ello se evaluaron tres sitios en Huinca Renancó y uno en las cercanías de Villa Valeria. Para comparar las tasas de erosión eólica se instalaron parcelas de medición de 1 ha en cada tratamiento. La emergencia de los cultivos de cobertura varió entre 26 y 212 pl m-2. Durante las campañas 2015-2016 fueron mayores las implantaciones cuando el CC fue sembrado luego de la cosecha que cuando la implantación fue al voleo luego del arrancado. 
Sin embargo durante la campaña 2017 estos resultados fueron inversos. La producción de materia seca varió entre 120 y 6200 kg ha-1. La producción media de materia seca de CCV fue mayor que la de CCL en los sitios en donde se compararon ambos tratamientos (3869 vs. 2052 kg ha-1). En general, se observa que la siembra en línea luego de la cosecha generó niveles de producción de materia seca similares a la alternativa del voleo luego del arrancado cuando estas se realizaron hasta la primera semana de julio. 
 
La erosión relativa varió entre 121 y 12%, con una media de 49%. Esto significa que en promedio el cultivo de cobertura redujo un 50% la erosión eólica frente a una situación sin cobertura. En general, los valores más altos de ER se registraron en el primer periodo de medición, correspondiente con las primeras etapas de implantación del cultivo, durante los meses de invierno (julio-agosto). 
 
La ER de este período de las aplicaciones al voleo (aérea incluída) fue del 72%, mientras que en las siembras luego de la cosecha fue de 103%, lo que implica valores cercanos al testigo. A partir de septiembre los valores son 23 y 25%, para implantaciones al voleo y para siembras luego de la cosecha.

También te puede interesar

maniPrecios del Maní

Actualizado a: 06/06/2024

Producto
Tendencia
$/Tn
Maní Industria $ 610.000,0
Maní Runner Alza $ 807.741,00
Fuente: Bolsa de cereales de Cordoba | Los precios no incluyen IVA
Principal » Novedades » Cultivos de cobertura, una alternativa sustentable post maní