El tiempo – Tutiempo.net

El costo logístico perjudica las economías regionales

|

|


Verónica Nohara, Gerente de Logística y Comercio Exterior de Newsan Foods enfatizó que “es crucial el costo logístico para las economías regionales". Cree que el país necesita mucha más inversión en infraestructura


Es un terremoto. Salta del maní a la miel y es capaz de subirse al techo de un galpón de procesamiento de pescado para analizar una posible futura inversión. Verónica Nohara, gerenta de exportaciones de Newsan Foods, lidera el sector agroindustrial de una compañía más conocida por los electrodomésticos -Grupo Newsan- que por una firma que en 2015 exportó alimentos por 420 millones de dólares. Newsan Foods comenzó como trading en la pesca y luego se expandió a la miel y al maní, y ahora proyecta crecer con las especialidades. En una entrevista con el diario La Nación, Nohara dice que para agregar más valor a los alimentos, el país necesita "políticas más largoplacistas".

-¿Cuáles son los problemas que tiene hoy la agroindustria, qué falta hacer?
-A comparación del año pasado está un poco mejor. Los precios internacionales se acomodaron. La quita de derechos de exportación ayudó bastante. También el tipo de cambio, aunque hoy vuelve a estar desfasado si uno lo compara con la inflación y la suba de costos. Hay un tema que es determinante: las economías regionales. Al productor le cuesta ser competitivo por un tema de costos, el tema logístico es crucial en las economías regionales porque en general no están cerca de polos logísticos o no tienen un volumen que les permita acceder a tener costos competitivos. Nosotros estamos enfocados en esos productores.

-¿De qué manera se podrían mejorar los costos logísticos, con una planificación diferente, bajando el costo de los fletes?
-Es una combinación. En primer lugar, hacer polos logísticos en forma más diseminada ayuda y también hay un tema de infraestructura. El país necesita mucha inversión en infraestructura. En muchos casos hay una deficiencia en la operación portuaria que hace que el buque portacontenedores se quede con mucho tiempo de espera y hace costosa la operación. A su vez hay una economía de escala que le impide al productor negociar en forma eficiente el costo terrestre y eso lo perjudica, si lo comparás con empresas grandes.

-El Gobierno dice que el agro se tiene que transformar en la góndola del mundo, ¿cuánto falta para eso?
-Faltan políticas más largoplacistas. Para poder hacer eso, el inversor y el empresario tienen que saber que van a ser políticas perdurables en el tiempo porque si no nadie se va a largar a hacer grandes inversiones para hacer el packaging o el fraccionamiento de un producto. Es maquinaria cara y que conlleva a definir una marca para poner un producto en góndola. Estamos trabajando con el Gobierno y pidiéndole un poco de claridad a más largo plazo. En ese esquema tenemos ganas de hacer inversiones para fraccionar los productos que estamos comercializando.

-¿En qué sectores?
-En el caso de la pesca queremos fraccionar algunos productos para colocarlos en bandeja y venderlos en los supermercados de Brasil. En el caso del maní queremos venderlo porcionado. Y con la miel, en vez de venderla a granel, colocarla fraccionada a Estados Unidos o Europa. En ese caso lo que faltan son acuerdos comerciales con algunos países. Por ejemplo, con el langostino, si lo comparamos con Ecuador o Chile, entramos con un arancel de 16% cuando Chile entra al cero por ciento. Nos faltan acuerdos comerciales que nos permitan entrar en esos países.

-¿Cuál es la estrategia de ustedes en este esquema?
-Queremos aportar valor agregado. A los productores que están necesitados de capital de trabajo, sinergia o costos, los ayudamos a ser más eficientes o a internacionalizar sus productos. Dentro de ese contexto, en aquellos productos donde decidimos desarrollarnos y crecer queremos ver de qué forma le podemos dar valor agregado. Una es en llegar al consumidor final. En algunos casos sabemos que es muy difícil. En los retailers europeos hay un tema de costos financieros. Casi todos los retailers quieren tener el producto in situ y no esperar que llegue a Buenos Aires. Buscamos llegar al productor final. Vamos a tener una marca propia que no sólo va a ser para la pesca sino para el resto de los productos y diseñar packaging especiales para el maní y la miel.

-¿Qué están haciendo con el maní?
-El año pasado arrancamos con 2500 toneladas de exportación y este año vamos a cerrar con 20.000 toneladas. Comenzamos tímidamente, con trading, comprábamos el producto local y lo exportábamos y este año, con la decisión de crecer, empezamos a sembrar maní. Hicimos un convenio de parcería agrícola con Los Grobo y la empresa Insa-Indema, de Córdoba, que tiene más 20 años de trayectoria en el sector. Hicimos un pool para sembrar en 6000 hectáreas. Empezamos a sembrar en septiembre y esperamos la cosecha en mayo/junio del año próximo. Eso nos va a permitir crecer en volumen. Mucho del volumen que se producía lo consumen las propias plantas exportadoras. Y para poder crecer necesitábamos generar producción propia En el caso del maní, vemos que la Argentina es formadora de precios, que el consumo mundial está creciendo en forma sostenida y que la calidad del maní argentino no se encuentra en otras partes del mundo. Los grandes productores, como China o India, tienen un tipo de maní que se usa más para el aceite. Estamos orientados a Europa, donde sí se percibe muchísimo la calidad y casi no tenemos competencia.

-¿Qué están haciendo con la miel?
-Buscamos diversificarnos en los mercados. Hoy estamos muy orientados hacia el mercado europeo y nos quedamos un poco afuera de Estados Unidos. Queremos intentar captar un mayor caudal de clientes potenciales. Sí crecimos fuerte en mercados como Japón o Israel que venía bastante relegado. La idea es que en 2017 podamos ampliar el abanico de mercados.

-¿Les preocupan los temas sanitarios?
-A veces son barreras paraarancelarias. Tenemos un caso en Europa donde nos están diciendo que tenemos que hacer una revisión mayor, pero sabemos que es porque los precios de la miel están subiendo y tratan de meter temas sanitarios que parecen excusas. La Argentina es uno de los pocos países que mantienen alta calidad y hoy le toca competir con miel china, que el mundo sabe que está hecha con un alto grado de jarabe, pero no hemos podido defender los valores por mucho tiempo.

-¿Qué otro sector tienen en estudio?
-Queremos crecer en todo lo que es especialidades a nivel general. Porotos, lenteja y maíz pisingallo. En 2015 arrancamos con un proyecto, que continuamos en 2016 pero nos está costando captar productores. Buscamos un esquema de "ganar-ganar", donde compartíamos parte de la ganancia con el productor.

-¿Y es posible hacerlo?
-En todo este tiempo lo que hicimos fue ganar experiencia. Posicionarnos en mercados donde no estábamos y seleccionar los mejores clientes en el exterior, donde no tiene riesgo de cobro. Y el riesgo es nuestro: al productor le sirve porque internacionaliza su producto, aprende y comparte su ganancia. Estamos abiertos. Manejamos un alto volumen de contenedores. Somos el principal cliente de movimiento de contenedores del país, de importación y exportación. Movemos unos 9000 contenedores de importación y 3000 de exportación. Cuando nos sentamos a negociar no es lo mismo hacerlo con diez contenedores que con 12.000 contenedores al año. Eso hace que podamos tener alta competitividad.

Fuente: Diario La Nación ( www.lanacion.com.ar )
 

También te puede interesar

maniPrecios del Maní

Actualizado a: 14/05/2024

Producto
Tendencia
$/Tn
Maní Industria $ 590.000,0
Maní Runner $ 780.889,00
Fuente: Bolsa de cereales de Cordoba | Los precios no incluyen IVA
Principal » Novedades » El costo logístico perjudica las economías regionales