El tiempo – Tutiempo.net

El INTA acompaña con variedades la expansión del área manisera

|

|


Gracias a los estudios realizados del Laboratorio de Calidad de Granos, el aceite de maní logró estándares de calidad internacional, y el Banco de Germoplasma del Inta Manfredi asume prestigio mundial por la gran variabilidad genética que contiene, entre otras virtudes.


En el encuentro en el Campus de la Facultad de Ciencias Agropecuarias en Camino a Capilla de los Remedios conversamos con el ingeniero Jorge Baldessari sobre los desafíos que asume el Inta respecto al desarrollo de nuevas variedades.
 
El Inta trabaja en variedades alto oleico desde hace muchos años. En el programa de mejoramiento de maní de INTA, los cruzamientos para obtener materiales “alto oleico” se iniciaron en 1990 y el primer cultivar inscripto con esta característica fue “Pepe Asem-I” en 2007, obtenido de cruzar Florman INTA por F435. Una campaña con un déficit hídrico importante y una baja adaptación a ese escenario estresante postergó su difusión por unos años. 
 
“Luego de esta fallida experiencia, el Inta siguió trabajando siempre en variedades de ciclos largos y variedades alto oleico pero en esa etapa “El Carmen” ganó una amplia adhesión de los productores. Hay una variedad Golden pero es de uso restringido a su desarrollador”, cuenta Baldessari.
 
El investigador del Inta Manfredi apunta que la inexistencia de carbón en el predio de Manfredi los obligó a salir a testear y realizar ensayos en diversas regiones para estudiar la enfermedad. “Eso es toda una dificultad pues no es lo mismo que registrar y hacer seguimiento en las características que asume la resistencia de la enfermedad en cada campaña”, contextualiza el investigador. Es de allí que las empresas de desarrollo privado dieron algunos pasos sobre variedades con mayor adaptación a los enemigos que debe enfrentar el cultivo cada año. 
 
De hecho, las empresas privadas ya multiplicaron tres variedades disponibles hoy en el mercado y el Inta trabaja con una empresa privada sobre marcadores genéticos en variedades resistentes a carbón. “El estudio del carbón no se puede investigar mirando o midiendo sino que se deben abrir una vaina tras otra. Por eso trabajamos en marcadores moleculares sobre la enfermedad de carbón”, contó Baldessari.
 
-¿En qué otras áreas del cultivo trabaja el Inta?
-Seguimos trabajando en Sclerotinia que es un problema que se lleva una buena parte de nuestros esfuerzos, y junto a las variedades alto oleico y carbón son las áreas que investigamos en el Inta a partir de los recursos que tenemos.
 
-A partir de la expansión del área de cultivo del maní, ¿qué nuevos desafíos enfrenta la investigación sobre este cultivo?
-Desde el Inta hemos liberado un material que se adapta muy bien al sur, es el 353, muy similar al 214, donde se reducen los grados/día que multiplica Asem que aún no estamos en condiciones de salir al mercado pues pensamos en semillas para unas 1000 hectáreas antes de difundirla. Son variedades que se van a adaptar muy bien zonas cercanas a Salliqueló donde hoy se registran más de 7 mil hectáreas. Hoy el productor cuenta con una gran variedad de semillas y esto le permite sembrar muy ajustado al ambiente que trabaja.
 
-Cuéntenos de la experiencia del maní en las rotaciones junto a otros cultivos. En épocas desafiantes respecto al perfil hídrico se necesita poner un cultivo de cobertura. En una variedad de ciclo corto, liberás el lote en marzo y alguna lluviecita en abril te va a dar un buen perfil para una variedad de cobertura, para mantener la matería orgánica y para que no se te “vuele el suelo”.

También te puede interesar

maniPrecios del Maní

Actualizado a: 14/05/2024

Producto
Tendencia
$/Tn
Maní Industria $ 590.000,0
Maní Runner $ 780.889,00
Fuente: Bolsa de cereales de Cordoba | Los precios no incluyen IVA
Principal » Novedades » El INTA acompaña con variedades la expansión del área manisera