El tiempo – Tutiempo.net

La sequía restó 40% de las exportaciones de maní

|

|


En Córdoba, la producción cayó 41%. Los rindes fueron bajos y además hubo merma en la superficie sembrada. Agosto es el último mes en el que la actividad paga retenciones.


La sequía afectó con fuerza en la producción de maní con una caída en la producción de 31,6% en la última campaña y una reducción en las exportaciones en torno a 40%, por lo que en ese sector consideran que la eliminación de las retenciones a partir del 1 septiembre -como anunció el ministro de Economía, Sergio Massa- puede generar una mejora en la competitividad y una posible expansión en superficie del cultivo.
 
«La sequía nos ha afectado mucho durante todo el ciclo del cultivo y más allá de que recibimos lluvias, fueron insuficientes para poder llevar adelante una campaña de manera normal. Pero lo que terminó de consolidar un resultado malo fue la helada insólita de mediados de febrero, lo cual produjo un daño irreversible», dijo el nuevo presidente de la Cámara Argentina del Maní (CAM), Diego Yabes.
 
En el ámbito nacional, la cosecha de maní, que finalizó hace pocas semanas, cayó 31,6% al totalizar 910.000 toneladas, lo que significó una merma respecto al ciclo 2021/22 de 440.000 toneladas, según datos de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca.
 
También se produjo una caída en el área sembrada de 13,3%, hasta las 360.000 hectáreas, equivalente a un recorte de 50.000 hectáreas respecto a la campaña anterior.
 
En la provincia de Córdoba, los datos son aún peores. En su último reporte, la Bolsa de Cereales de Córdoba (BCCBA) informó una caída de 41% en la producción interanual de grano limpio y seco, cerrando de esta manera la peor cosecha en 13 años, con apenas 389 mil toneladas recolectadas en toda Córdoba, donde durante la segunda quincena de julio se terminaron de cosechar los lotes de la oleaginosa.
 
El informe de la BCCBA también subraya lo que era conocido en las zonas maniseras: el rendimiento promedio en caja sucio y húmedo fue de 29 qq/ha, en tanto que el rinde en caja seco y limpio fue de 24 qq/ha. Esto significa una caída interanual de 24% y 27% respectivamente, y de 16% y 35%, con respecto al promedio histórico.
 
Estos porcentajes son el resultado de 249 mil hectáreas sembradas, de las cuales se terminaron cosechando poco más de 231 mil, lo que termina de darle forma a una campaña para el olvido a raíz del fenómeno climático.
Yabes, en diálogo con la prensa especializada, señaló que esta merma productiva va a repercutir con fuerza sobre las exportaciones, algo que impacta con fuerza sobre el sector debido a que exporta 95% de lo que produce.
 
En ese marco, Yabes proyectó un recorte aproximado del orden de 40% en los despachos al exterior, lo que representa alrededor de 300.000 toneladas.
 
Cabe recordar que en 2022 las exportaciones del sector alcanzaron las 800.000 toneladas, lo que se tradujo en ventas por US$1.039 millones, con una leve suba de 0,1% respecto a la campaña anterior, según datos de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA).
 
De ese volumen, 77% correspondió a maní crudo y blancheado, del cual Argentina es el primer exportador mundial; mientras que el restante 23% fueron embarques de aceite, maníes preparados o conservados y tortas y residuos sólidos del aceite.
 
Teniendo en cuenta el impacto de la sequía y la pérdidas de ingresos que se generarán a partir de la caída en las exportaciones, desde el sector ven con buenos ojos la quita de retenciones para el complejo a partir del 1 de septiembre.
 
«El anuncio de la quita de retenciones lo tomamos con entusiasmo, pero también con cautela. Esperemos que esta vez se cumpla, que va a ser muy bienvenido», dijo Yabes.
 
Actualmente, el maní con piel tributa derechos de exportación de 4,5% y sin piel 3%.
 
«Noventa por ciento de las exportaciones son de estos productos y el 10% restante son de productos de mayor valor agregado, como el maní tostado o la pasta de maní, que no tienen retenciones», puntualizó Yabes.
 
Para el dirigente empresarial, «una disminución de las retenciones va a mejorar la rentabilidades en el campo y el ingreso a los productores, siempre y cuando otros costos no aumenten», al hacer referencia a la imposición del 7,5% del impuesto PAIS a la compra de bienes de capital en el exterior, así como para el pago de fletes internacionales, medidas que también fueron anunciadas la semana pasada.
 
«Obviamente va a haber una mejora, pero no sabemos el incremento de otros costos cómo puede repercutir en el número final del negocio. Pero obviamente que mejora la competitividad», destacó Yabes.
 
Inclusive, sostuvo que «a largo plazo puede impactar en una mayor producción y una mayor área implantada, en mayores inversiones y en una mejor previsibilidad del sector y así incorporar nuevas zonas de producción».
 
En la actualidad, Córdoba concentra 78,77% de la superficie cultivada con maní, seguido en importancia por Buenos Aires, con 9,28%, La Pampa con 4,96%, San Luis con 3,2% y Santa Fe con 2,33%.
 
A largo plazo, Yabes sostuvo que hay «buenas perspectivas, porque el maní es muy demandado en el mundo. Somos líderes, tenemos instalada una industria muy importante y creemos que podemos seguir desarrollándonos, con más valor agregado. Eso nos va a dar mejores ingresos, pero necesitamos apoyo del gobierno para el desarrollo de las economías regionales».
 
Fuente: Comercio y justicia

También te puede interesar

maniPrecios del Maní

Actualizado a: 14/05/2024

Producto
Tendencia
$/Tn
Maní Industria $ 590.000,0
Maní Runner $ 780.889,00
Fuente: Bolsa de cereales de Cordoba | Los precios no incluyen IVA
Principal » Novedades » La sequía restó 40% de las exportaciones de maní