El tiempo – Tutiempo.net

Manisero de mente, cuerpo y alma

|

|


En el 2008, Daniel Cavigliasso junto a Delmo y Oscar deciden dividir la empresa familiar con más de sesenta años de trayectoria. “Lo hicimos una tarde tomando unos mates y sin cambiar un empleado de lugar” cuenta. A partir de allí, cada uno comenzó a escribir su propia historia. No hay muchos casos exitosos de…


Los Cavigliasso son sinónimo de maní en Córdoba. “Bueno, nuestros antepasados se instalan en esta región en 1890 y comenzaron a sembrar maní en esta zona, eran italianos y adoptaron este cultivo desde su llegada. Luego vinieron mi padre y mis tíos, y cada espiga de ellos fuimos  Gustavo, Walter y yo, hijos de Oscar, Delmo y Aldo, quienes tomamos el mandato productivo e industrial familiar. Yo te soy sincero: si no existiese maní en mí vida yo no me dedicaría a la agricultura. Nosotros somos la cuarta generación de productores maniseros en nuestra familia”, rememora Daniel Cavigliasso.
 
En su repaso de la vida productiva de la familia, el titular de Maniagro recuerda que hubo épocas que fueron muy buenas para el cultivo del maní, desde mediados de la década de los años 70, y en las dos décadas que le siguieron.
 
-También fueron parte de ese cambio sustancial que llevó a que el maní dejara su destino aceitero para pasar a ser un producto de alta calidad y presentación de consumo masivo.
 
-Siempre hemos apostado al agregado de valor. En la década del 80 instalamos una pequeña industria motivados por lo que veíamos que podía darse con el maní, y así hemos llegado a convertirnos en tres grupos económicos que juegan fuerte en el sector manisero, que hoy en día significa conseguir manufactura muy calificada asistiendo a mercados muy exigentes. Esto nos llevó a mejorar y ser más competitivos para asistir al mercado internacional.
 
La empresa comenzó con lo que se conoció como Dealca S.A., fundada en la década de los años 50. En 1985 nace Maniagro y luego los hermanos Aldo, Oscar y Delmo Cavigliasso dan origen a Prodeman, una empresa que asumió la tarea de abrir mercados externos, para la exportación de maní. Y fue en el año 2008 que el grupo decide dividirse y quedarse cada uno con una empresa. Oscar se queda con Prodeman;  Delmo con Dealca(actual Grupo Cavigliasso)  y Daniel al frente de Maniagro. 
 
“Vimos que ese era el mejor camino para todos, y en una tarde, mate de por medio, los socios asumimos un rol diferenciado para hacernos cargo de cada una de las empresas. Se mantuvo la estructura, mantuvimos todo el personal y cada uno de los empleados siguió en la tarea que tenía. Cosas así ocurren muy pocas veces en la historia de la humanidad, hoy en día tenemos una relación excelente y cada uno ha sabido potenciar su empresa de la mejor manera”, describe el empresario.
 
TodoMani: -Luego de estos 10 años, ¿qué balance hace?
Daniel Cavigliasso: – Bueno, hace 10 años nos hicimos cargo de una empresa que estaba funcionando, y a partir de ello hemos realizado un trabajo que ha rendido sus frutos. No tenía planificado nada y echamos mano a resolver el funcionamiento interno y atender el mercado. Siempre fui muy emprendedor y nos planteamos metas altas. Ahora, si me preguntás si hubiéramos imaginado llegar hasta aquí te diría que no, pues fueron muy dinámicos, y si me preguntás por los próximos cinco años te diría que tampoco tenemos precisiones  sobre lo que viene.
 
Maniagro tiene esquemas de siembra asociada a otras empresas, que siembra el total del área que produce, e incluye rotación maní-maiz-soja. Esta empresa siembra entre 60 y 70 mil hectáreas cada año, y también ha tenido un crecimiento importante en su rubro, creó 330 empleos y otros 300 indirectos. Tiene una planta que puede procesar 130 mil toneladas, cinco veces más que cuando se integró al grupo en 2009. A su vez, la empresa posee una cantidad de unidades productivas secundarias que se ocupan de la provisión de semillas, entre otros rubros.
 
“Tengo un amigo manisero que dice que el Incucai paga triple por el corazón de un manisero”. Hemos tenido momentos desafiantes pero cuando se hace el promedio todo se compensa: por ahí tenés baja cosecha pero fueron años de precios altos, y a veces el precio bajo se compensó con una buena cosecha. Creo que la fórmula está en mantener cierta estabilidad, planear nuevos desafíos sin abandonar lo que se hace bien. Llevamos adelante planes productivos pero nos resguardamos en lo tradicional: siempre se hace algo de ganadería, y un poco de soja/maiz también. Rotamos, tenemos una identidad productiva”, repasa Daniel Cavigliasso. 
TM:-¿Cómo ha sido la campaña este año?
DC:-Este año hemos tenido un impacto más generalizado, pero creo que este “veranito” de precios va a equilibrar un poquito la cosa. Quizás no sea uno de los años más brillantes pero vamos a sobrevivir.
 
TM:-¿Hacen trigo también?
DC:-Solo hacemos trigo en campos propios y en algunos campos arrendados en ciclos más largos de tal modo que nos permita incluir el trigo en la rotación.
 
TM:-El riego, ¿ingresa en el futuro dentro de las estrategias de producción?
DC:-Tenemos planeado incursionar en los próximos años, creemos que podemos tener un 10% del área sembrada bajo riego.
 
TM:-¿Maniagro tiene en agenda desarrollar un área de producción de energía a partir de la biomasa?
DC:-Estamos detrás de eso. Estimo que en un proceso no mayor de dos años estaremos integrando a la estrategia la producción de energía. Tenemos la mitad de los materiales comprados y ya han llegado algunos equipos italianos, así que muy pronto comenzaremos con las obras.
 
Daniel Cavigliasso dice que a pesar de los altos y bajos que han tenido las políticas públicas en Argentina, el maní ha logrado asistir a una parte del mercado internacional con un producto único, de una buena calidad y que ya tiene un sitio propio en el mercado mundial. “Hemos consolidado algunas ventajas, y a ese sitio debemos defenderlo.  Creo firmemente que si Argentina no entrega maní al mundo el problema pasa a ser de los europeos, pues ningún otro oferente puede satisfacer con calidad y cantidad el consumo en Europa”.
 
El empresario suma además un elemento que apuntala esta estrategia y tiene que ver con el papel que está jugando la biotecnología en el maní, para ampliar áreas y resistir ataques. En la campaña del año que viene se van a incorporar nuevas semillas, aunque no cree que se amplíen demasiado las áreas implantadas, pues eso dependería de una mayor inversión para ampliar el capital de trabajo para satisfacer ese objetivo. “No son tiempos para esos desafíos, pero sí vamos a tratar de agregarle valor a alguna de nuestras producciones secundarias. En eso vamos a encaminar Maniagro en los próximos cinco años”

También te puede interesar

maniPrecios del Maní

Actualizado a: 14/05/2024

Producto
Tendencia
$/Tn
Maní Industria $ 590.000,0
Maní Runner $ 780.889,00
Fuente: Bolsa de cereales de Cordoba | Los precios no incluyen IVA
Principal » Novedades » Manisero de mente, cuerpo y alma