El tiempo – Tutiempo.net

Un biofertilizante pone el mejor maní sobre la mesa

|

|


K-Fol es una biosolución de UPL que, aplicada en las etapas de llenado de grano del cultivo de maní, mejora considerablemente el rendimiento y la calidad. Este biofertilizante también resulta una herramienta clave para frenar las pérdidas ante la aparición de Sclerotinia spp.


Para el maní la calidad es un aspecto clave. Esta condición hace que el producto argentino, que se exporta en uno 90%, esté considerado entre los mejores del mundo. 
 
Por eso, en el lote, los productores trabajan para construir rendimiento y calidad. El precio de la cosecha depende de la relación caja/grano y el porcentaje de granulometría, algo que se define en la etapa reproductiva que se da por estos días. Es justamente entonces donde el aporte de un biofertilizante foliar como K-Fol® hace la diferencia. 
 
K-Fol® es un fertilizante foliar con alto contenido de potasio soluble rápidamente asimilable. Contiene fósforo, microelementos y fitohormonas. Incrementa la translocación de fotosintatos hacia las cajas y se utiliza en la etapa reproductiva para lograr un buen tamaño, gran calibre y mejor calidad.
 
El producto, que forma parte del portafolio de biosoluciones de la división NPP (Natural Plant Protection) de UPL, no solo aporta un plus para los cultivos sanos sino también viene a solucionar varios problemas que se presentan en las etapas finales del cultivo de maní. “Al mejorar y aumentar la translocación de fotoasimilados a las cajas, aumenta el porcentaje de madurez con respecto a un testigo no tratado. Esto lo convierte en una buena estrategia para utilizar en casos donde debemos adelantar el arrancado por ataques de Sclerotinia spp, por la ocurrencia de heladas o lotes bajos con peligro de anegamiento”, detalla Maximiliano Vergonzi, de UPL Argentina.
 
En ensayos realizados a campo y a escala comercial con maniceras del sector se han comprobado mejoras en el porcentaje de madurez de entre un 5% y 10% en todos los casos en que se utilizó K-Flo®, repercutiendo además en rendimiento y granulometría.
 
La Sclerotinia spp. es uno de los problemas de más difícil manejo a los que se enfrentan los productores maniseros. Depende el año, la incidencia de la enfermedad puede llegar hasta 40-50% del lote si hay condiciones predisponentes, generando pérdidas de rendimiento y calidad. “Una vez detectada la enfermedad en el lote, que aparece en manchones, el productor solo puede atinar a adelantar la cosecha. En esta situación se encuentra con cajas verdes, que no tienen la madurez necesaria. Allí K-Fol se vuelve una herramienta clave a la hora de incrementar el porcentaje de cajas maduras. Con el aporte del biofertilizante se pueden lograr una mejor relación caja-grano, con granos más grandes, y mejor precio final por calidad confitería”, explica el técnico de UPL. 
 
Bajo la división NPP (Natural Plan Protection), UPL ofrece biosoluciones que aportan valor a los cultivos desde la siembra hasta la cosecha. Combinadas con soluciones fitosanitarias, permiten además lograr cultivos saludables que producen más, con mayor calidad y resultados económicos superiores para el productor agropecuario.
 
Si querés saber más sobre esta biosolución de UPL escribí un mensaje en uplargentina.com o ingresá a ar.uplonline.com

También te puede interesar

maniPrecios del Maní

Actualizado a: 14/05/2024

Producto
Tendencia
$/Tn
Maní Industria $ 590.000,0
Maní Runner $ 780.889,00
Fuente: Bolsa de cereales de Cordoba | Los precios no incluyen IVA
Principal » Novedades » Un biofertilizante pone el mejor maní sobre la mesa