El tiempo – Tutiempo.net

Uruguay no aprovecha el potencial que tiene el cultivo del maní

|

|


El maní acumula décadas de rezago en desarrollo tecnológico e inversión. El rendimiento actual es de unos mil kilos por hectárea, pero con ciertas mejoras varietales y de manejo se podría producir tres mil kilos a un precio de US$ 700 la tonelada.


La producción de maní en Uruguay está reducida a su mínima expresión, y aunque supo ser un cultivo que en el siglo pasado abarcó hasta 20.000 hectáreas, hoy apenas representa 200 o 300 hectáreas, fundamentalmente en Noblía, departamento de Cerro Largo. Tradicionalmente ha estado asociado a la producción familiar de pequeña escala.
 
Se trata de una leguminosa con una amplia versatilidad en usos y mercados. El Ing. Agr. Francisco Vilaró, docente libre de la Facultad de Agronomía y exinvestigador del Programa Horticultura del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) dijo que el cultivo del maní tiene ventajas competitivas y ofrecería posibilidades de comercialización muy interesantes.
 
Esta especie tiene una enorme versatilidad de usos aprovechándose de diferentes maneras, además de mercados y destinos muy diferentes”, destacó. “Se puede comercializar de diferentes formas: en cáscara o en grano, tostado para snacks y para diferentes usos industriales en particular aceite, muy valorado en Asia. Se considera que la calidad de este aceite sólo sería superado por el de oliva por sus contenidos de ácidos grasos favorables del tipo oleico u Omega 9. En su utilización en forma snack, por los nutrientes que puede aportar, se lo considera en el grupo de las nueces”.
 
Ofrece posibilidad de consumo “en países de ingresos altos, pero en países de bajos recursos integra la dieta básica aportando proteína vegetal de calidad.
 
Al noreste y en tierras arenosas
El maní ha estado asociado al noreste del país, en departamentos como Rivera, Tacuarembó, Cerro Largo, también algo Paysandú; en suelos arenosos profundos. “En este momento el último bastión es en Noblía, Cerro Largo”.
 
En ese sentido, Vilaró dijo que “otra característica es el tipo de suelos en que se adapta. Muchos de “los suelos que se piensa que no sirven para otra cosa que para plantar eucaliptus, pueden ser excelentes para maní, porque es un cultivo adaptado a suelos ácidos, como son los suelos arenosos profundos del norte y otras regiones, con poca materia orgánica. El maní como toda leguminosa produce su propio nitrógeno y es un cultivo rústico, eficiente en la extracción de nutrientes y tolerante a sequías”.
 
El maní es un cultivo de verano, se planta en noviembre y se cosecha en otoño. Actualmente, “con los sistemas de producción actual, se producen 1.000 kilos por hectárea por año. Lo que yo planteo es utilizar métodos de cultivo sostenibles en conservación de suelo, laboreo reducido, cultivo de cobertura invernal, e integrando otros cultivos y obviamente en rotación con pasturas perennes, para recuperar fertilidad durante el ciclo de cultivo”, expresó.
 
“Hay investigación nacional en manejo para conservación de suelos que permitiría implementar un sistema de cultivo sustentable con mejores rendimientos”. Además se debe mejorar la calidad de la semilla y adaptar nuevos tipos varietales que facilitan la mecanización del cultivo (tipo runner). “Con estas y otras mejoras en manejo se pueden producir unos 3.000 kilos por Ha de maní en cáscara, en sistema extensivo, mecanizando todas las etapas del cultivo. A un precio internacional de US$ 700 la tonelada y un costo de producción de US$ 1.200/Há, incluyendo secado, sería un cultivo muy competitivo.
 
Fuente: La Mañana

También te puede interesar

maniPrecios del Maní

Actualizado a: 06/06/2024

Producto
Tendencia
$/Tn
Maní Industria $ 610.000,0
Maní Runner Alza $ 807.741,00
Fuente: Bolsa de cereales de Cordoba | Los precios no incluyen IVA
Principal » Novedades » Uruguay no aprovecha el potencial que tiene el cultivo del maní