El tiempo – Tutiempo.net

El maní expande sus fronteras de la mano de la interacción público-privada

|

|


Días atrás, en la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad Nacional de Córdoba se llevó adelante una presentación en la que se expusieron los avances que se lograron con el cultivo de maní en el Campo Escuela de la institución, a 5 años de la alianza estratégica con la compañía Aceitera General Deheza.


Con el objetivo de investigar, sumar profesionales, derribar mitos y que los productores tengan información disponible para incorporar el cultivo de maní en sus rotaciones, hace 5 años la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad Nacional de Córdoba hizo un convenio con la empresa Aceitera general Deheza para producir maní en el campo escuela ubicado en el camino a Capilla de los Remedios (Córdoba).
 
La semana pasada se realizó una conferencia de prensa para presentar los avances a campo que se realizaron en estos cinco años, de la que participaron el decano de la Facultad de Ciencias Agropecuarias (UNC), Ing. Agr. Juan Marcelo Conrero, el secretario general de la UNC, Dr. Ing. Agr. E. Ariel Rampoldi, el prosecretario de la UNC, Ing. Agr. Jorge Dutto, la Dr. Ing. Agr. Camila Illa y el Ing. Agr. José Gamba; y en representación de Aceitera General Deheza,  los ingenieros agrónomos Carlos Marescalchi y Gustavo Rinaudo, entre otros.
 
“Estamos muy orgullosos de poder dar un informe de los avances, poder mostrar la evolución de lo que surgió en su momento como una idea. Ya pasaron cinco años y hay mucha información para que los productores tengan para poder incluir el maní como parte del cultivo en un plan de rotación. Que corte con malezas, enfermedades y plagas de los ciclos, y que a su vez tenga rentabilidad el sistema productivo, que se pueda expandir la zona y que el maní no sea solo del manisero” expresó el decano de la FCA-UNC, Ing. Agr. Juan Marcelo Conrero.
 
En su alocución el decano señaló que, siendo el maní un cultivo casi exclusivamente cordobés, la casa de altos estudios más importante de Córdoba y una de las más grandes del interior del país no podía dejar afuera este cultivo. “Nuestros egresados no tenían la posibilidad de conocer el cultivo y hoy la tienen. Para ellos es muy importante salir como egresados y conocer del cultivo, la maquinaria, la operatoria, el sistema de producción, la investigación y los doctorandos que se han obtenido a través de este convenio” agregó. 
 
Los frutos de la interacción público-privada
“Agradecemos a AGD por confiar en nuestra facultad para poder tener hoy el cultivo y todos los equipamientos necesarios para su producción. Hay muchas empresas que se sumaron. Hoy tenemos todo el equipamiento para investigar  y seguir haciendo un aporte al sector agropecuario de Córdoba. Hoy se discute en varias facultades la vinculación público-privada. Cuando yo asumí se discutía si a la biotecnología había que hacerla y hoy estamos con programas del Estado poniéndonos a trabajar, y las universidades queriendo vincularse con el sector porque se entendió que la universidad tiene que resolver los problemas de la sociedad, investigar lo que los sectores están investigando y eso es hacer un uso eficiente del recurso público” cerró Conrero.
 

A su turno, el ingeniero agrónomo Gustavo Rinaudo dijo: “Esto es un beneficio para la Universidad Nacional de Córdoba pero también para nuestra empresa. Convenios de éste tipo son de mucha utilidad y hoy quedó demostrado. Vamos a seguir  apoyando la investigación porque el maní necesita expandir sus fronteras y eso requiere de investigación y profesionales capacitados para garantizar el asesoramiento que permita una producción sustentable”.
 
Además, Rinaudo comentó que hay mucho por enseñar y aprender del cultivo a campo. “El cultivo de maní todos los años tiene nuevos desafíos. Explorar regiones nuevas por ejemplo como en este proyecto en el Centro-Norte de Córdoba que nos está demostrando con datos que el cultivo se puede hacer de manera sustentable, con una buena rentabilidad y obtener un producto para exportar” completó.
 
Los números demuestran la viabilidad del maní en el centro-norte de Córdoba
Otras de las empresas que forma parte de las investigaciones que se realizan en torno al cultivo en el Campo Escuela de la facultad es EasyAgro, firma que se dedica al análisis de suelo, agua y semillas, con instrumental de última tecnología.
 
“Venimos trabajando en la rotación del cultivo de maní, haciendo diagnósticos de suelo y monitoreo. Comenzamos hace cinco años haciendo un diagnóstico del lote inicial que iba a siembra de maní, donde se hizo un mapeo completo determinando las características productivas que tenía el lote, y a su vez, se hizo un muestreo de suelo intensivo cada dos hectáreas para determinar toda la parte química y nutricional del lote” comentó el responsable de EasyAgro, Pablo Hernández.
 
El estudio inicial permitió conocer los potenciales productivos que tenían los lotes. “Cinco años después, volvimos a hacer el mismo mapeo en estos lotes con la misa intensidad de muestreo, y nos hemos encontrado con que las características y los potenciales productivos del lote se mantuvieron constantes en estos cinco años. Respecto a lo que es nivel nutricional y evaluando la materia orgánica del suelo, vemos que no hay ninguna variación significativa en estos resultados” añadió.
 

Por último, destacó que los resultados  productivos que obtuvieron en las cinco campañas de las cuales en dos de ellas se sembró maní, demostraron que el cultivo se adaptó perfectamente en esta región de la provincia de Córdoba. “No genera ninguna problemática a nivel suelo y productivamente es muy rentable. Viene a romper con el mito de que el maní es un cultivo degradador. Hoy podemos demostrar que, manejado profesionalmente es absolutamente incorporable a un esquema sostenible de producción” finalizó. 

También te puede interesar

maniPrecios del Maní

Actualizado a: 14/05/2024

Producto
Tendencia
$/Tn
Maní Industria $ 590.000,0
Maní Runner $ 780.889,00
Fuente: Bolsa de cereales de Cordoba | Los precios no incluyen IVA
Principal » Novedades » El maní expande sus fronteras de la mano de la interacción público-privada